Enfocando la realidad desde otro punto de vista…

Diciembre en Madrid

Madrid tiene sus contrastes. Infinitos. Cada rincón, cada calle, cada esquina tiene un color diferente según la época del año. Reflejo de sus habitantes? Quizás, por eso es una amalgama de culturas y de tradiciones. Pero siempre conservando su sabor propio.

He de confesar que he cambiado de cámara. Desde hace unos meses estoy con una Nikon D300S, con la cual, aparte de estar aprendiendo de nuevo a hacer fotografía, estoy ma-ra-vi-lla-do. Y aunque la curva de aprendizaje es bastante cómoda y agradable, me queda muchísimo camino por recorrer… no creo que llegue a acariciar su techo técnico como con la D40 🙂

Recientemente estuve haciendo unas cuantas fotos sobre el otoño avanzado en Madrid, por el parque de El Retiro y alrededores, obviando las tan famosas luces navideñas, para captar otros tonos no tan conocidos… y para muestra un botón:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Panorámicas

Hacía tiempo que no volvía a las andadas fotográficas, al menos, en el blog. Y he de reconocer que hay novedades. Y vaya si las ha habido! Después de un nuevo festival de baile en la que probé la Nikon D90 y las mejoras respecto a la D40 (obvio, es tontería engañarse), se me ocurrió sacar provecho de la función “Panorámica” de Photoshop CS5.

Et voilà! Aqui dejo las dos primeras muestras. Ambas están compuestas por 5 fotos individuales, a máxima resolución, en el atardecer de junio desde Vallecas, Madrid, contemplando cómo la ciudad se preparaba a mudar la piel del día por el vestido de noche.

HDR, v1.0

La técnica HDR es un proceso mediante el cual se combinan, fusionadas en una sóla instantánea, dos o más capturas del mismo motivo y con encuadre similar, pero con exposiciones diferentes. Esto consigue salvar dificultades técnicas que aparecen en numerosas ocasiones, como por ejemplo, contraluces, atardeceres, amaneceres o momentos en los que una fuente de luz muy intensa resta protagonismo a otra zona que puede quedar en una ligera o total penumbra, sin definir su contenido.

La cámara nos engaña y, si bien muchas tomas hechas al atardecer quedan muy presentables con el cielo anaranjado y el resto del paisaje oscurecido (o completamente negro) hay ocasiones en las que puede resultar útil realizar un HDR para no perder esos detalles que, si bien al ojo humano son normales, la cámara tiende a elegir entre la zona de luz, subexponiendo las sombras; o la zona de sombras, sobreexponiendo las luces.

Los resultados varían en función de los ajustes realizados, yendo desde combinaciones de tonos y espectros “naturales”, tal y como se perciben por el ojo humano, a otras composiciones más “surrealistas”, con tonalidades de colores y gamas que pareciera que han salido de otro “planeta”, o de películas de ciencia ficción: la clave es sugerir una emoción al espectador.

Recientemente he realizado la primera muestra en HDR. Se trata de dos tomas hechas en un campo en medio de Castilla La Mancha, entre La Solana y Valdepeñas, una tarde inusualmente cálida de finales de febrero. Ambas están hechas a ISO 400, f/9; únicamente las diferencia haber sido disparadas a 1/60″ y a 1/800″. La combinación en HDR está hecha en Photoshop CS5, sin modificar ningún ajuste.

En breve seguiré haciendo más experimentos…

Navidad

Ahora que asistimos al final del año volvemos a rodearnos de múltiples elementos cargados de una fuerte simbología. Aparecen por las calles el conocido “alumbrado” navideño, los árboles,… pero, ¿y la flor de Pascua? Ciertamente, una gran olvidada, pues si bien adorna nuestras casas durantes una época, se la suele desterrar tras estas fiestas al olvido, pudiendo bien seguir creciendo el resto del año sin tener que estar avocada a la supervivencia invernal.

Se trata de una planta de la que siempre me ha atraído la intensidad del rojo de sus hojas, y la combinación de matices distintos que podían albergar, así como el relieve y textura de éstas, pareciendo en ocasiones hechas de terciopelo. Un pequeño tributo a esta época del año a través de unas fotos de una de las testigos más sencillas y calladas de la Navidad: la flor de Pascua.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pasado mes de octubre la conocida editorial de guías de viajes Lonely Planet organizó a través de su web española el III Concurso de Fotografía… donde me pareció interesante mandar una instantánea de un viaje que recientemente realicé al Norte de Italia (prometo en breve publicar una pequeña muestra).

De entre las muchas fotografías que salieron, acabé recopilando 4, y finalmente ésta fue la que mandé… ¡quedando entre las 50 finalistas! Podéis echarle un vistazo al resto de finalistas en la siguiente web:

http://www.lonelyplanet.es/concursofotos2010/resultados/index.html

No son malos comienzos! Agradecimiento especial a mi amiga Ro que “posó” sin saberlo involuntariamente para la foto 😉

Reflejos de Carnaval Veneciano @ ISO800 18mm f/3,5 1/20"

Chispas de atardecer

Me encanta el atardecer. Es ese momento del día en que parece que el tiempo se retrasa y toma una cadencia más lenta cada vez, como si permitiera que contempláramos con mayor detenimiento la belleza de lo que ante nuestros ojos se muestra y no siempre apreciamos y/o nos damos cuenta.

En esta ocasión, dejo una serie de atardeceres en formato vertical tomados en los últimos dos años veraneando en Torrevieja. Relax and enjoy!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Destellos nocturnos estivales

¿Alguna vez te has parado a observar las luces nocturnas? ¿Y a través de una cámara? Aplicando tiempos de exposición algo más largos de lo normal podemos obtener fotos bastante curiosas: los destellos de luces de objetos móviles cristalizan suspendidos en el aire como por arte de magia.

El pasado verano estuve en la típica feria de atracciones que nos podemos encontrar en cualquier localidad de playa… en este caso, Torrevieja, a la que desde hace tanto tiempo me unen sus veranos y los tonos de sus atardeceres, y, aunque aparentemente todo podría parecer la típica escena aburrida de coches de choque y algodones de azúcar, esperando pacientemente tras el virsor los rápidos movimientos de las atracciones se puede percibir la realidad de otra forma mucho más sugerente y plástica…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Qué entendemos por “efecto muaré”? Esta término tan exótico deriva del campo de la óptica, cuando al observar cierto patrón de diseño, textura o figura geométrica la alineación contenida en éste termina siendo modificada o aberrada por el visor o aparato que la procesa, como, por ejemplo, una cámara de fotos digital o una cámara de vídeo.

Más técnicamente, en palabras de Michael Freeman extraídas de su libro Compendio de fotografía digital:

“[…] es una interferencia provocada por la superposición de diseños muy compactos y sutiles. En fotografía digital, este tipo de artefacto es habitual debido al dibujo en forma de reja de las celdas del sensor. Si se fotografía un diseño con un espaciado similar, como un tejido, puede interactuar y crear un dibujo en muaré […]”.

Y, ¿por qué no hacer extensible el concepto de “efecto muaré” a otras escenas de la vida cotidiana, a través del visor de una cámara? Pues esto es precisamente lo que quiero ilustrar a través de fotografías: la realidad distorsionada a través del humilde ojo de mi cámara. Si el ojo humano es la cámara más perfecta que existe, aprovechémonos de las aberraciones cromáticas y visuales que tenemos a nuestro alcance para dar un enfoque distinto a la realidad. Imágenes poco usuales que tienen en esa imperfección un halo de originalidad que escapa a la siempre perfecta composición del ojo humano.

¡Comencemos!

A %d blogueros les gusta esto: